Cuando la empresa decide contratar a personas que ejerzan el papel de asistente virtual, estas personas se olvidarán de realizar aquellas actividades o tareas que no podía o en algunos casos no quería ejecutar y de esta manera la persona contratada para dicho rol descansará de cierta manera ya que el trabajo lo realizará desde casa, o podrá desempeñarlo paralelamente a otro trabajo.


4. Gracias a la colaboración con un asistente virtual también puedes recibir formación para la gestión de tareas administrativas, marketing y tecnología. Es decir, gracias a esta colaboración continua, vas a adquirir conocimientos específicos, vas a ganar experiencia práctica y vas a aprender habilidades que ahora desconoces. El asistente virtual se convierte en un mentor de conocimiento para ti gracias a su ejemplo.
En el caso de las empresas nuevas, los asistentes virtuales son –o deberían ser – uno de los primeros servicios a considerar, ya que en este punto nuestra empresa no tiene la suficiente estructura (o probablemente fondos) como para contratar a alguien de tiempo completo, o simplemente no hay suficientes tareas para delegar a alguien que contratemos por 8 horas.

revisión de chatterpal
×