Entre los puntos claves que debes considerar para trabajar con un Asistente Virtual, ten presente: definir los medios de comunicación, especificar la cantidad de horas a la semana o al mes a trabajar, el proceso de facturación de los servicios y la confidencialidad de la información, es muy importante que tu Asistente Virtual te genere total confianza, debido que esta es la base para una larga y buena relación.
Los buscadores convencionales implantados  en las páginas web corporativas han demostrado sus limitaciones para brindar con exactitud y rapidez la información que demanda el usuario. Al mismo tiempo, la posibilidad de interactuar de forma natural con el cliente a través de Internet para ofrecerle un servicio cercano y eficiente se ha convertido en el gran valor diferencial de las relaciones empresariales.
Veamos un ejemplo. Si tú consideras que puedes delegar 2 horas de trabajo diario a un asistente virtual por un coste de 18€/h, gastarás 36€ al día para delegar trabajo. Si tu tarifa por hora es de 40€, estas dos horas de trabajo a ti te costarían 80€, pero al delegarlas en un asistente virtual te estás ahorrando 44€ al día, que a la semana suponen 220€ y al mes 880€, es decir más de 10.500€ al año.
Detecta tendencias y necesidades del mercado: Al centralizar todas las vías de interacción con el mercado (redes sociales, web, buscador y atención online, entre otras) desde un único punto, las compañías obtienen una visión más amplia del consumidor y, en consecuencia, de sus intereses y necesidades. Gracias a la tecnología semántica, es posible acumular y procesar datos de gran utilidad para la toma de decisiones estratégicas para el negocio. El análisis de todas las interacciones del asistente virtual semántico con el público permite escuchar y conocer mejor a los clientes e identificar nuevas oportunidades de negocio al detectar productos o servicios que pueda estar demandando el consumidor.

Considera en primer lugar el ahorro de tiempo que trabajar con un asistente virtual supone y la posibilidad de invertir ese tiempo en otras actividades importantes para ti. Por ejemplo, puedes dedicar esas dos horas al día al “core” de tu negocio, lo que realmente te hace ganar dinero o a cuestiones estratégicas de tu proyecto. Pero también puedes utilizarlo para pasar más tiempo con tu familia, o para volver a practicar deporte.


Veamos un ejemplo. Si tú consideras que puedes delegar 2 horas de trabajo diario a un asistente virtual por un coste de 18€/h, gastarás 36€ al día para delegar trabajo. Si tu tarifa por hora es de 40€, estas dos horas de trabajo a ti te costarían 80€, pero al delegarlas en un asistente virtual te estás ahorrando 44€ al día, que a la semana suponen 220€ y al mes 880€, es decir más de 10.500€ al año.

Actualizaciones de Chatterpal


¿Pero cómo debe ser un asistente virtual? Hay varias características a tener en cuenta. La principal es que tiene que actuar con profesionalismo extremo y saber reaccionar adecuadamente, incluso frente a las duras críticas o molestias de los clientes. Además, como aconseja el sitio del European Virtual Assistant, si necesitas contratar a alguien con una especialidad específica, hazlo, quizás la multiplicidad de conocimientos no sea lo más adecuado para las necesidades de tu negocio.

Estamos muy acostumbrados a las extendidas jornadas laborales, pero gracias a las ventajas que nos brinda la tecnología, nuestros métodos de trabajo están cambiando, y es importante ir evolucionando con ellos. Y entre estos nuevos métodos de trabajo se encuentra el ASISTENTE VIRTUAL, un grupo de individuos trabajando en pro de ofrecer soluciones a las exigentes demandas de sus clientes externos.

sitio web de la agencia de chatterpal

Cuando la empresa decide contratar a personas que ejerzan el papel de asistente virtual, estas personas se olvidarán de realizar aquellas actividades o tareas que no podía o en algunos casos no quería ejecutar y de esta manera la persona contratada para dicho rol descansará de cierta manera ya que el trabajo lo realizará desde casa, o podrá desempeñarlo paralelamente a otro trabajo.


Veamos un ejemplo. Si tú consideras que puedes delegar 2 horas de trabajo diario a un asistente virtual por un coste de 18€/h, gastarás 36€ al día para delegar trabajo. Si tu tarifa por hora es de 40€, estas dos horas de trabajo a ti te costarían 80€, pero al delegarlas en un asistente virtual te estás ahorrando 44€ al día, que a la semana suponen 220€ y al mes 880€, es decir más de 10.500€ al año.

Actualizaciones de Chatterpal


Cada vez más propietarios de negocios están contratando asistentes virtuales para ahorrar tiempo y dinero. Un asistente virtual puede manejar la comercialización administrativo, de oficina, o de las tareas de comunicación social para su negocio. A diferencia de los asistentes tradicionales, auxiliares de oficina virtual trabajar desde una oficina remota y utilizar sus propios equipos y software. Son perfectos para el manejo de los proyectos de periódicos o de temporada que usted pueda tener. La contratación de un contratista independiente es una gran opción para los propietarios de pequeñas empresas y profesionales independientes que buscan el apoyo administrativo, pero no quieren pasar por los rigores de la contratación de un empleado a tiempo completo. Con un asistente virtual, usted puede ahorrar un montón de gastos tales como impuestos sobre la nómina y los seguros de salud. Además, usted ya no tiene para comprar suministros de oficina. Si usted contrata a un asistente, tendrá un socio con quien podrá delegar aquellas tareas que le quitan su valioso tiempo. Desde el asistente trabaja en una oficina en el hogar, un tiempo precioso que no se pierde en asuntos personales y descansos obligatorios. Él o ella trabaja para usted y se ha comprometido a usted y su negocio. Un buen asistente está al día con las tendencias actuales en la tecnología y puede ayudar a aumentar la productividad y desarrollar nuevas estrategias de marketing. Un contratista independiente puede trabajar después de las horas y los fines de semana. Las estadísticas muestran que el costo de proveer beneficios a los empleados ha aumentado en un 22 por ciento Ion de los últimos siete años. Si usted contrata a los asistentes virtuales, usted no tiene que preocuparse de las prestaciones. Además, los asistentes de oficina virtual trabajan solos, lo que reduce el riesgo de acceso no autorizado a archivos de computadora. Los asistentes virtuales son profesionales altamente calificados que puedan enviar la información solicitada a los clientes, manejar la facturación y la contabilidad, y organizar reuniones. Un asistente de la oficina virtual en general, establece la tarifa basada en la complejidad de la obra y el tiempo de respuesta. Algunos asistentes se especializan en la investigación de mercados, desarrollo de sitios web, servicios financieros y cuidado de la salud. Sus honorarios son generalmente más altos. Hay muchas ventajas en la contratación de un asistente virtual. Busque un contratista independiente que es capaz de trabajar como parte de un equipo y tiene buenas habilidades de organización. Si ejecuta un negocio en línea de búsqueda, por uno que se especializa en la optimización de motores de búsqueda y comercio electrónico. Asegúrese de que la persona que contrate tenga una computadora confiable teléfono con correo de voz o contestador automático, el software antivirus, software de negocios y conexión a Internet. Considere contratar a un asistente virtual a modo de prueba para ver si funciona para ti. Los asistentes virtuales pueden ahorrarle tiempo y dinero. Una VA experto puede ayudarle con el marketing web, la creación de vínculo de retroceso, y la promoción de los medios de comunicación social. Asegúrese de elegir una que esté familiarizado con la optimización de motores de búsqueda. asistente virtual
Actualmente un asistente virtual se le reconoce por cumplir con responsabilidades en una empresa siendo un empleado externo, algo así como un freelancer. Muchas veces son confundidos por asistentes personales, pero en realidad solo se ocupan de esa área en específico. Tienen una gran ventaja que es ofrecer sus servicios a distancia, ya que todo su trabajo se desarrolla en diversas plataformas en internet.
Inicio la lista de los afectados por el “síndrome del trabajador quemado”, jajaja. Me identifico con varios de los punto que mencionas en el post, esto me hace pensar si realmente necesito un asistente personal. No te lo pregunto porque sé lo que me vas a decir, un sí rotundo. La cuestión que planteo, y a ver qué piensas tú, es cuál es el momento último para decir de verdad “sí, necesito un asistente virtual”: ¿desde que arrancas el negocio? ¿cuando ya tienes clientes y/o ingresos? ¿Cuándo la burocracia, emails y cuentas te sobrepasan? He ahí mi super duda, compi 😉
"¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?", esa es una de las preguntas con que muchos nos hemos encontrado al ingresar al sitio de nuestro banco, de una compañía de telefonía móvil, de la tienda donde compramos frecuentemente o en alguno de los blogs que leemos a diario. Incluso, en ciertas cuentas de redes sociales ya es posible acceder a asistencia online, a través de los chatbots.
Hoy en día gracias a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), podemos realizar nuestro trabajo desde cualquier parte donde nos encontremos, lo único que se necesita en la mayoría de los casos es una Computadora, conexión a internet y un teléfono, haciendo posible que delegues aquellas tareas que te quitan tiempo y hacer seguimiento sin necesidad de estar todo el tiempo presente.
Aunque no lo creas un asistente virtual te saldrá más barato de lo que piensas, ya que al trabajar de forma externa en tu empresa está libre de los gastos que supondría un empleado común. Por ejemplo cuando se trata de equipo de oficina como escritorios, impresoras, etc. Incluso ocupar una nueva oficina o mudarte a lugar más grande no serán ningunos de tus problemas. Al trabajar desde casa, estos amigos te están ahorrando una cantidad considerable en todos esos artículos.

Si bien es cierto que EEUU nos lleva una gran ventaja en el tema, día a día me encuentro con nuevos profesionales de Latinoamérica y Europa que están apostando por esta profesión,  capacitándose como Asistentes Virtuales y  participando activamente en asociaciones como IVAA (International Virtual Assistant) donde empresarios y  emprendedores de todas partes del mundo acuden para contratar un Asistente Virtual.

reducción de chatterpal
×