Un asistente virtual puede rondar los 23€/h, pero incluso dependiendo del número de horas contratadas este coste puede reducirse hasta alrededor de 15€/h. Ambos precios ya son más rentables que otras opciones como la posibilidad de contratar un asistente en persona o a un empleado, el cual además acarreará una serie de gastos asociados como el equipo que debemos proporcionarle, el espacio y otros beneficios (por ejemplo dietas).
Cuando cuentas con un asistente virtual que te ayude a atender los clientes que llegan por distintos campos de la web, tienes más chance de organizar tu tiempo y dedicárselo a quien vale la pena. Además los asistentes virtuales pueden organizar y llevar un seguimiento de tu agenda para que no te pierdas de ninguna reunión o evento. Puede asignar citas o cambiar las fechas de tus compromisos.
Aunque no lo creas un asistente virtual te saldrá más barato de lo que piensas, ya que al trabajar de forma externa en tu empresa está libre de los gastos que supondría un empleado común. Por ejemplo cuando se trata de equipo de oficina como escritorios, impresoras, etc. Incluso ocupar una nueva oficina o mudarte a lugar más grande no serán ningunos de tus problemas. Al trabajar desde casa, estos amigos te están ahorrando una cantidad considerable en todos esos artículos.
Un Asistente Virtual presta sus servicios por hora, por proyectos, por picos de actividad, algún reemplazo que necesites o por algunas temporadas, ajustándose siempre a la necesidad del Cliente, por lo tanto sólo pagas por el tiempo real laborado y estás ahorrando dinero en el pago de un sueldo fijo de tiempo completo. Ahora bien, Cuando estás iniciando tu negocio necesitas minimizar gastos, y contratando un Asistente Virtual ahorras también en seguridad social, vacaciones, pensión, indemnizaciones y demás.
Mejora la satisfacción del cliente online: Dotados de voz y con forma de avatares humanos, la configuración semántica refuerza su capacidad de emular una conversación, por lo que incrementa la satisfacción general del cliente. Su elevado potencial para generar experiencias positivas durante la navegación a través de la recomendación de contenidos ha captado la atención de las marcas que pretenden acercarse al consumidor desde un servicio más personalizado.

Estamos muy acostumbrados a las extendidas jornadas laborales, pero gracias a las ventajas que nos brinda la tecnología, nuestros métodos de trabajo están cambiando, y es importante ir evolucionando con ellos. Y entre estos nuevos métodos de trabajo se encuentra el ASISTENTE VIRTUAL, un grupo de individuos trabajando en pro de ofrecer soluciones a las exigentes demandas de sus clientes externos.
Actualmente un asistente virtual se le reconoce por cumplir con responsabilidades en una empresa siendo un empleado externo, algo así como un freelancer. Muchas veces son confundidos por asistentes personales, pero en realidad solo se ocupan de esa área en específico. Tienen una gran ventaja que es ofrecer sus servicios a distancia, ya que todo su trabajo se desarrolla en diversas plataformas en internet.
Entre los puntos claves que debes considerar para trabajar con un Asistente Virtual, ten presente: definir los medios de comunicación, especificar la cantidad de horas a la semana o al mes a trabajar, el proceso de facturación de los servicios y la confidencialidad de la información, es muy importante que tu Asistente Virtual te genere total confianza, debido que esta es la base para una larga y buena relación.

4. Gracias a la colaboración con un asistente virtual también puedes recibir formación para la gestión de tareas administrativas, marketing y tecnología. Es decir, gracias a esta colaboración continua, vas a adquirir conocimientos específicos, vas a ganar experiencia práctica y vas a aprender habilidades que ahora desconoces. El asistente virtual se convierte en un mentor de conocimiento para ti gracias a su ejemplo.

chatterpal jv
×