7. La comunicación online es clara, directa y efectiva. Es decir, el intercambio de mensajes escritos es fundamental cuando recibes información de apoyo con indicaciones específicas que debes seguir para una tarea concreta. De este modo, el correo electrónico se convierte en un medio de consulta y de repaso. Pero además, la comunicación que mantienes con tu asistente virtual es confidencial en todo momento. Por tanto, todas tus ideas sobre el proyecto quedan en un contexto de secreto profesional.
La ganancia como asistente virtual varía mucho, hay personas que dedican todo el tiempo a ser asistentes virtuales o lo comparten con un trabajo común de medio tiempo u otras actividades. De hecho la comunidad de Workana realizó una encuesta dirigida a freelancers donde se obtuvo que un 43% trabajaban a tiempo completo como freelancers y un 57% compartían su tiempo con otras actividades.

Ahora en día podemos iniciar una empresa sacándole el mayor provecho al hecho de que somos parte de una “aldea global”. Vivimos en un grandioso mundo en donde podemos ordenar desde implementos deportivos hasta una pizza de jamón, con un solo click. De igual manera, podemos encontrar servicios de asistencia de mercadeo, diseño gráfico, de negocios en general a través de la red.


Los buscadores convencionales implantados en las páginas web corporativas han demostrado sus limitaciones para brindar con exactitud y rapidez la información que demanda el usuario. Al mismo tiempo, la posibilidad de interactuar de forma natural con el cliente a través de Internet para ofrecerle un servicio cercano y eficiente se ha convertido en el gran valor diferencial de las relaciones empresariales.

Un asistente virtual puede rondar los 23€/h, pero incluso dependiendo del número de horas contratadas este coste puede reducirse hasta alrededor de 15€/h. Ambos precios ya son más rentables que otras opciones como la posibilidad de contratar un asistente en persona o a un empleado, el cual además acarreará una serie de gastos asociados como el equipo que debemos proporcionarle, el espacio y otros beneficios (por ejemplo dietas).
Si te decides por esta última opción, creo que la señal inequívoca de que deberías dar el paso a contratar a un asistente es cuando empiezas a ver que te has convertido en un cuello de botella para tu negocio, cuando las cosas empiezan a retrasarse por tu culpa y ves que estás cada vez más cerca de morir de éxito, cuando empiezas a sentirte esclavo de tu propio negocio. Este sería el punto de no retorno en el que deberías tener clara tu decisión, porque si lo traspasas y sigues abordándolo tu sola, la calidad de lo que aportas empezará a disminuir y eso afectará a la satisfacción de tus clientes, cosa que estoy seguro que nadie quiere.
Inicio la lista de los afectados por el “síndrome del trabajador quemado”, jajaja. Me identifico con varios de los punto que mencionas en el post, esto me hace pensar si realmente necesito un asistente personal. No te lo pregunto porque sé lo que me vas a decir, un sí rotundo. La cuestión que planteo, y a ver qué piensas tú, es cuál es el momento último para decir de verdad “sí, necesito un asistente virtual”: ¿desde que arrancas el negocio? ¿cuando ya tienes clientes y/o ingresos? ¿Cuándo la burocracia, emails y cuentas te sobrepasan? He ahí mi super duda, compi 😉
Estamos muy acostumbrados a las extendidas jornadas laborales, pero gracias a las ventajas que nos brinda la tecnología, nuestros métodos de trabajo están cambiando, y es importante ir evolucionando con ellos. Y entre estos nuevos métodos de trabajo se encuentra el ASISTENTE VIRTUAL, un grupo de individuos trabajando en pro de ofrecer soluciones a las exigentes demandas de sus clientes externos.

sitio web de la agencia de chatterpal
Un Asistente Virtual presta sus servicios por hora, por proyectos, por picos de actividad, algún reemplazo que necesites o por algunas temporadas, ajustándose siempre a la necesidad del Cliente, por lo tanto sólo pagas por el tiempo real laborado y estás ahorrando dinero en el pago de un sueldo fijo de tiempo completo. Ahora bien, Cuando estás iniciando tu negocio necesitas minimizar gastos, y contratando un Asistente Virtual ahorras también en seguridad social, vacaciones, pensión, indemnizaciones y demás.
Adminsitracionvirtual.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Javier Santos Gallardo (administracionvirutal.es) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusión (proveedor de hosting de Administracionvirtual.es) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Host-Fusión. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud. Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico contacto@administracionvirtual.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://administracionvirtual.es, así como consultar mi política de privacidad.
Tras un par de días de bastante agobio en el blog donde leíamos que era muy posible que te sintieras atrapado por tu proyecto online y en el que también vimos la posibilidad de que un año más tuvieses que renunciar a tus vacaciones por culpa de tu negocio, hoy liberamos un poco de tensión y te traemos una solución que te puede ayudar mucho. Dedicándome a lo que me dedico es casi obvio, hoy te hablaré de los beneficios de un asistente virtual.
Hoy en día gracias a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), podemos realizar nuestro trabajo desde cualquier parte donde nos encontremos, lo único que se necesita en la mayoría de los casos es una Computadora, conexión a internet y un teléfono, haciendo posible que delegues aquellas tareas que te quitan tiempo y hacer seguimiento sin necesidad de estar todo el tiempo presente.
Tal vez tu equipo de trabajo ya esté completo y funciona todo bien tal y como está. Sin embargo hay ocasiones en las que necesitas un suplente o alguien que te ayude con algo cuando los demás ya están saturados de tareas. Ahí entran los asistentes virtuales, con esta ventaja puedes establecer contratos por temporadas o un tiempo específico, ideal para cuando alguien de la oficina se le presente alguna situación en la que tenga que faltar como accidentes, vacaciones, reposo postnatal, viajes de negocios, etc.
Lamentablemente la realidad era otra, la mayoría de las personas con las que me relacionaba me comentaban que desconocían el término Asistente Virtual y algunas aseguraban hasta confundirse con SIRI (La asistente inteligente de Apple) y aunque este comentario me causaba algo de gracia, no me asombraba para nada,  porque el término Virtual Assistant al ser traducido al español se lo relaciona con estas aplicaciones, sin embargo el término en inglés tiene un significado desemejante y está asociado a la industria de Asistencia Virtual.
Digamos que estás en un evento de networking. Digamos que entre los invitados, hay mucho CEO de empresas pequeñas y medianas, emprendedores que ven cómo las horas más productivas de su día se desvanecen en un papeleo interminable o en actividades que poco tienen que ver con el verdadero núcleo de sus compañías. Digamos que te mueres de nervios solo […]
Considera en primer lugar el ahorro de tiempo que trabajar con un asistente virtual supone y la posibilidad de invertir ese tiempo en otras actividades importantes para ti. Por ejemplo, puedes dedicar esas dos horas al día al “core” de tu negocio, lo que realmente te hace ganar dinero o a cuestiones estratégicas de tu proyecto. Pero también puedes utilizarlo para pasar más tiempo con tu familia, o para volver a practicar deporte.

Sabemos que invertir en un asistente virtual puede ayudarte a potenciar la gestión del tiempo mientras aumenta tu propia excelencia profesional. Esta decisión te ayuda a mejorar tu productividad profesional al poder concentrarte en tus tareas específicas mientras delegas algunas funciones administrativas en un asistente virtual que se convierte en tu gran colaborador. Desde el punto de vista emocional, este trabajo en equipo te permite evitar la soledad del autónomo.


Un Asistente Virtual es un Emprendedor Profesional, que presta sus servicios a distancia de manera organizada y estructurada, por lo general desde su oficina en casa totalmente equipada. Básicamente, se dedica a ayudar a Empresarios, profesionales independientes y propietarios de Pymes a cumplir sus Objetivos Laborales, dando Soporte o Asistencia Virtual en diferentes áreas.

conexión de chatterpal
×