Inicio la lista de los afectados por el “síndrome del trabajador quemado”, jajaja. Me identifico con varios de los punto que mencionas en el post, esto me hace pensar si realmente necesito un asistente personal. No te lo pregunto porque sé lo que me vas a decir, un sí rotundo. La cuestión que planteo, y a ver qué piensas tú, es cuál es el momento último para decir de verdad “sí, necesito un asistente virtual”: ¿desde que arrancas el negocio? ¿cuando ya tienes clientes y/o ingresos? ¿Cuándo la burocracia, emails y cuentas te sobrepasan? He ahí mi super duda, compi 😉
La definición más obvia de asistente virtual es una persona que te ayuda en internet. Tranquilo, al principio también pensé que se trataba de un robot o un programa de computadora que hace un montón de tareas por ti, de hecho también existe ese tipo de asistente, tal es el caso de Siri de Apple o Alexa de Amazon, hasta Wikipedia define a los asistentes virtuales como softwares de ayuda.

3.Cuentas con un equipo flexible, al que utilizas según tus necesidades: Según un estudio de la multinacional norteamericana CISCO, un 69% de los trabajadores virtuales entrevistados afirman ser más productivos a distancia; y esto se debe a que al ser la comunicación virtual, se reducen considerablemente las longevas e interminables reuniones de trabajo, lo que mantendrá a tu asistente virtual enfocado en lo que realmente te importa: SU TRABAJO.


La idea de tener asistencia es para ayudarnos a tener más tiempo libre, quitarnos de encima las tareas repetitivas que nos quitantiempo. Tiempo que podríamos dedicar a otras áreas de la empresa, o a nuestra familia. Entonces, el primer paso será anotar todas las tareas que hacemos durante el día que no generan ninguna venta para la empresa, y que sin embargo nos deja largas horas sentado en el escritorio.
Los buscadores convencionales implantados en las páginas web corporativas han demostrado sus limitaciones para brindar con exactitud y rapidez la información que demanda el usuario. Al mismo tiempo, la posibilidad de interactuar de forma natural con el cliente a través de Internet para ofrecerle un servicio cercano y eficiente se ha convertido en el gran valor diferencial de las relaciones empresariales.
Un Asistente Virtual presta sus servicios por hora, por proyectos, por picos de actividad, algún reemplazo que necesites o por algunas temporadas, ajustándose siempre a la necesidad del Cliente, por lo tanto sólo pagas por el tiempo real laborado y estás ahorrando dinero en el pago de un sueldo fijo de tiempo completo. Ahora bien, Cuando estás iniciando tu negocio necesitas minimizar gastos, y contratando un Asistente Virtual ahorras también en seguridad social, vacaciones, pensión, indemnizaciones y demás.
Hoy en día gracias a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), podemos realizar nuestro trabajo desde cualquier parte donde nos encontremos, lo único que se necesita en la mayoría de los casos es una Computadora, conexión a internet y un teléfono, haciendo posible que delegues aquellas tareas que te quitan tiempo y hacer seguimiento sin necesidad de estar todo el tiempo presente.
Alfredo es el COO y co-fundador de Uassist.me, una empresa dedicada a proveer servicios remotamente, como asistente ejecutivo, dirigir el social media, mercadeo online, entre otras cosas. En el 2010 Alfredo fue reconocido por la revista Inc. en “The power 30 under 30”, un reconocimiento a jóvenes exitosos, y también es profesor en la Universidad de Economía y Negocios en el Salvador.

chatterpal comercial
×