Para la mayoría, delegar con eficacia requiere algo de tiempo y esfuerzo. Generalmente es recomendable pasar algo de tiempo entrenando a tu asistente virtual, así como gestionando su lista de tareas. Al principio puede parecer incongruente invertir tiempo explicando tareas que posiblemente para ti sean obvias y que suponen una carga de trabajo mayor que simplemente hacerlas tú directamente, pero este esfuerzo te generará un gran valor a medio-largo plazo ya que el mejor conocimiento de tu negocio por parte de tu asistente te aportará grandes beneficios en un futuro inmediato y hará que su productividad aumente y por lo tanto la tuya también se multiplique.
Lamentablemente la realidad era otra, la mayoría de las personas con las que me relacionaba me comentaban que desconocían el término Asistente Virtual y algunas aseguraban hasta confundirse con SIRI (La asistente inteligente de Apple) y aunque este comentario me causaba algo de gracia, no me asombraba para nada,  porque el término Virtual Assistant al ser traducido al español se lo relaciona con estas aplicaciones, sin embargo el término en inglés tiene un significado desemejante y está asociado a la industria de Asistencia Virtual.
Tras un par de días de bastante agobio en el blog donde leíamos que era muy posible que te sintieras atrapado por tu proyecto online y en el que también vimos la posibilidad de que un año más tuvieses que renunciar a tus vacaciones por culpa de tu negocio, hoy liberamos un poco de tensión y te traemos una solución que te puede ayudar mucho. Dedicándome a lo que me dedico es casi obvio, hoy te hablaré de los beneficios de un asistente virtual.

inicia chatterpal


Un Asistente Virtual presta sus servicios por hora, por proyectos, por picos de actividad, algún reemplazo que necesites o por algunas temporadas, ajustándose siempre a la necesidad del Cliente, por lo tanto sólo pagas por el tiempo real laborado y estás ahorrando dinero en el pago de un sueldo fijo de tiempo completo. Ahora bien, Cuando estás iniciando tu negocio necesitas minimizar gastos, y contratando un Asistente Virtual ahorras también en seguridad social, vacaciones, pensión, indemnizaciones y demás.
Ahora en día podemos iniciar una empresa sacándole el mayor provecho al hecho de que somos parte de una “aldea global”. Vivimos en un grandioso mundo en donde podemos ordenar desde implementos deportivos hasta una pizza de jamón, con un solo click. De igual manera, podemos encontrar servicios de asistencia de mercadeo, diseño gráfico, de negocios en general a través de la red.
Hay diferentes formas de abordarlo, hay quién prefiere contar con un asistente desde el principio de su proyecto para poder focalizarse en aquello que realmente se le da bien. Por ejemplo, si no tiene ni pajolera idea de como se monta una web, será imprescindible que delegues esta tarea en un profesional y que tú te dediques a aportar valor en otros campos. Esto que con cuestiones técnicas puede parecer muy claro, cuando hablamos de tareas de otro tipo no lo tenemos tan claro, puede que sean tareas sencillas que tú puedes hacer perfectamente, pero tenemos que valorar el coste de oportunidad que implica estar nosotros gastando tiempo en esas tareas cuando podríamos estar haciendo otras que solo podemos hacer nosotros y que son las que realmente aportan valor a nuestros clientes.
En el caso de las empresas nuevas, los asistentes virtuales son –o deberían ser – uno de los primeros servicios a considerar, ya que en este punto nuestra empresa no tiene la suficiente estructura (o probablemente fondos) como para contratar a alguien de tiempo completo, o simplemente no hay suficientes tareas para delegar a alguien que contratemos por 8 horas.
Alfredo es el COO y co-fundador de Uassist.me, una empresa dedicada a proveer servicios remotamente, como asistente ejecutivo, dirigir el social media, mercadeo online, entre otras cosas. En el 2010 Alfredo fue reconocido por la revista Inc. en “The power 30 under 30”, un reconocimiento a jóvenes exitosos, y también es profesor en la Universidad de Economía y Negocios en el Salvador.
Tras un par de días de bastante agobio en el blog donde leíamos que era muy posible que te sintieras atrapado por tu proyecto online y en el que también vimos la posibilidad de que un año más tuvieses que renunciar a tus vacaciones por culpa de tu negocio, hoy liberamos un poco de tensión y te traemos una solución que te puede ayudar mucho. Dedicándome a lo que me dedico es casi obvio, hoy te hablaré de los beneficios de un asistente virtual.

La definición más obvia de asistente virtual es una persona que te ayuda en internet. Tranquilo, al principio también pensé que se trataba de un robot o un programa de computadora que hace un montón de tareas por ti, de hecho también existe ese tipo de asistente, tal es el caso de Siri de Apple o Alexa de Amazon, hasta Wikipedia define a los asistentes virtuales como softwares de ayuda.
Considera en primer lugar el ahorro de tiempo que trabajar con un asistente virtual supone y la posibilidad de invertir ese tiempo en otras actividades importantes para ti. Por ejemplo, puedes dedicar esas dos horas al día al “core” de tu negocio, lo que realmente te hace ganar dinero o a cuestiones estratégicas de tu proyecto. Pero también puedes utilizarlo para pasar más tiempo con tu familia, o para volver a practicar deporte.
Necesita una Asistente Virtual!!! Actualmente, las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ponen a  su disposición una  forma innovadora de  trabajar, la cual permite transmitir y difundir  información de manera instantánea. Actualmente las AV o Asistentes Virtuales cumplen con las mismas funciones de la secretaria tradicional,  pero trabajan de manera remota o a distancia, teniendo como beneficios el contratante no tener que pagar un sueldo fijo mensual, prestaciones, vacaciones  etc, como sí se haría con un trabajador de relación de dependencia. Las asistentes Virtuales se encargan de gestionar infinidad de tareas que por alguna razón Usted no desea realizar o no le queda tiempo de hacerlo.
7. La comunicación online es clara, directa y efectiva. Es decir, el intercambio de mensajes escritos es fundamental cuando recibes información de apoyo con indicaciones específicas que debes seguir para una tarea concreta. De este modo, el correo electrónico se convierte en un medio de consulta y de repaso. Pero además, la comunicación que mantienes con tu asistente virtual es confidencial en todo momento. Por tanto, todas tus ideas sobre el proyecto quedan en un contexto de secreto profesional.
Veamos un ejemplo. Si tú consideras que puedes delegar 2 horas de trabajo diario a un asistente virtual por un coste de 18€/h, gastarás 36€ al día para delegar trabajo. Si tu tarifa por hora es de 40€, estas dos horas de trabajo a ti te costarían 80€, pero al delegarlas en un asistente virtual te estás ahorrando 44€ al día, que a la semana suponen 220€ y al mes 880€, es decir más de 10.500€ al año.
Por este motivo, los asistentes virtuales han tenido una buena acogida en el mercado en los últimos años y su evolución ha transcurrido en paralelo al auge del e-commerce. Los avances en investigación en tecnología semántica los ha dotado ahora de la capacidad de simular el lenguaje natural con mayor exactitud para contextualizar e interpretar de forma precisa las solicitudes de los usuarios. Muchas compañías han visto en estos nuevos ’ayudantes inteligentes’ el fichaje perfecto como asistente del departamento de atención al cliente de sus canales online. Según iSOCO, estas son las principales ventajas de la nueva generación de asistentes virtuales semánticos:

afiliado de chatterpal
×