"¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?", esa es una de las preguntas con que muchos nos hemos encontrado al ingresar al sitio de nuestro banco, de una compañía de telefonía móvil, de la tienda donde compramos frecuentemente o en alguno de los blogs que leemos a diario. Incluso, en ciertas cuentas de redes sociales ya es posible acceder a asistencia online, a través de los chatbots.

cupón chatterpal
Adminsitracionvirtual.es te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Javier Santos Gallardo (administracionvirutal.es) como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Host-Fusión (proveedor de hosting de Administracionvirtual.es) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Host-Fusión. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud. Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico contacto@administracionvirtual.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: https://administracionvirtual.es, así como consultar mi política de privacidad.
Lamentablemente la realidad era otra, la mayoría de las personas con las que me relacionaba me comentaban que desconocían el término Asistente Virtual y algunas aseguraban hasta confundirse con SIRI (La asistente inteligente de Apple) y aunque este comentario me causaba algo de gracia, no me asombraba para nada,  porque el término Virtual Assistant al ser traducido al español se lo relaciona con estas aplicaciones, sin embargo el término en inglés tiene un significado desemejante y está asociado a la industria de Asistencia Virtual.
Aunque no lo creas un asistente virtual te saldrá más barato de lo que piensas, ya que al trabajar de forma externa en tu empresa está libre de los gastos que supondría un empleado común. Por ejemplo cuando se trata de equipo de oficina como escritorios, impresoras, etc. Incluso ocupar una nueva oficina o mudarte a lugar más grande no serán ningunos de tus problemas. Al trabajar desde casa, estos amigos te están ahorrando una cantidad considerable en todos esos artículos.
Hay diferentes formas de abordarlo, hay quién prefiere contar con un asistente desde el principio de su proyecto para poder focalizarse en aquello que realmente se le da bien. Por ejemplo, si no tiene ni pajolera idea de como se monta una web, será imprescindible que delegues esta tarea en un profesional y que tú te dediques a aportar valor en otros campos. Esto que con cuestiones técnicas puede parecer muy claro, cuando hablamos de tareas de otro tipo no lo tenemos tan claro, puede que sean tareas sencillas que tú puedes hacer perfectamente, pero tenemos que valorar el coste de oportunidad que implica estar nosotros gastando tiempo en esas tareas cuando podríamos estar haciendo otras que solo podemos hacer nosotros y que son las que realmente aportan valor a nuestros clientes.
"¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?", esa es una de las preguntas con que muchos nos hemos encontrado al ingresar al sitio de nuestro banco, de una compañía de telefonía móvil, de la tienda donde compramos frecuentemente o en alguno de los blogs que leemos a diario. Incluso, en ciertas cuentas de redes sociales ya es posible acceder a asistencia online, a través de los chatbots. 

cupón chatterpal


Para determinar la cantidad de dinero que ahorras mediante la contratación de un asistente virtual deberás calcular el número de horas de trabajo diarias que le delegarás a tu asistente virtual. A continuación deberás calcular tus propios ingresos por hora y restarles el coste de la tarifa del asistente virtual. Por último, a este valor deberás multiplicarle el número de horas de trabajo delegadas. El resultado es el ahorro diario que obtendrás.

En el caso de las empresas nuevas, los asistentes virtuales son –o deberían ser – uno de los primeros servicios a considerar, ya que en este punto nuestra empresa no tiene la suficiente estructura (o probablemente fondos) como para contratar a alguien de tiempo completo, o simplemente no hay suficientes tareas para delegar a alguien que contratemos por 8 horas.

revisión de chatterpal

×