Para determinar la cantidad de dinero que ahorras mediante la contratación de un asistente virtual deberás calcular el número de horas de trabajo diarias que le delegarás a tu asistente virtual. A continuación deberás calcular tus propios ingresos por hora y restarles el coste de la tarifa del asistente virtual. Por último, a este valor deberás multiplicarle el número de horas de trabajo delegadas. El resultado es el ahorro diario que obtendrás.
Detecta tendencias y necesidades del mercado: Al centralizar todas las vías de interacción con el mercado (redes sociales, web, buscador y atención online, entre otras) desde un único punto, las compañías obtienen una visión más amplia del consumidor y, en consecuencia, de sus intereses y necesidades. Gracias a la tecnología semántica, es posible acumular y procesar datos de gran utilidad para la toma de decisiones estratégicas para el negocio. El análisis de todas las interacciones del asistente virtual semántico con el público permite escuchar y conocer mejor a los clientes e identificar nuevas oportunidades de negocio al detectar productos o servicios que pueda estar demandando el consumidor.
Entre los puntos claves que debes considerar para trabajar con un Asistente Virtual, ten presente: definir los medios de comunicación, especificar la cantidad de horas a la semana o al mes a trabajar, el proceso de facturación de los servicios y la confidencialidad de la información, es muy importante que tu Asistente Virtual te genere total confianza, debido que esta es la base para una larga y buena relación.

En una empresa existen distintos tipos de proyectos. Aquellos que puedes delegar en otras personas con formación y aquellos que solo tú puedes y quieres gestionar. Al delegar aspectos de administración en un asistente virtual, ganas tiempo para concentrarte en tus proyectos, evitando el riesgo de la atención dispersa que se produce cuando te sientes desbordado por una amplia lista de tareas pendientes.


Hoy en día gracias a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), podemos realizar nuestro trabajo desde cualquier parte donde nos encontremos, lo único que se necesita en la mayoría de los casos es una Computadora, conexión a internet y un teléfono, haciendo posible que delegues aquellas tareas que te quitan tiempo y hacer seguimiento sin necesidad de estar todo el tiempo presente.

chatterpal deluxe
Pues que casualidad que yo diciendo eso, y MI INVITADA DE HONOR DE LA SEMANA además de ser una grandísima amiga a la que adoro y aprecio con todo mi corazón, y que siempre ha estado ahí a mi lado en el mundo 2.0 para asistirme con una palabra amable, dulce y cariñoso cuando le he necesitado, es además una madre fabulosa de unas bellezas de 3 niñas y como si fuera poco es una profesional formidable que ejerce una profesión que aunque prácticamente es bastante nueva ya es muy conocido y empleada por muchos altos ejecutivos y yo estoy a punto de contratarla porque realmente se que necesito una como mi gran amiga Lily Izurieta.

4. Gracias a la colaboración con un asistente virtual también puedes recibir formación para la gestión de tareas administrativas, marketing y tecnología. Es decir, gracias a esta colaboración continua, vas a adquirir conocimientos específicos, vas a ganar experiencia práctica y vas a aprender habilidades que ahora desconoces. El asistente virtual se convierte en un mentor de conocimiento para ti gracias a su ejemplo.

chatterpal jv

×