"¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?", esa es una de las preguntas con que muchos nos hemos encontrado al ingresar al sitio de nuestro banco, de una compañía de telefonía móvil, de la tienda donde compramos frecuentemente o en alguno de los blogs que leemos a diario. Incluso, en ciertas cuentas de redes sociales ya es posible acceder a asistencia online, a través de los chatbots.

apps argentina asistente virtual ayuda calabaza chile colombia crowdfunding desarrollo educacion emprendedor emprendedora emprendedores emprendimiento empresas españa exito exitos Facebook finanzas frases historias ideas innovador inspiración kickstarter marketing mercadeo metas mexico negocios online online marketing podcast preguntas productividad productos recomendaciones recursos redes sociales startup tecnología Twitter ventas videos

código de cupón de chatterpal


Un Asistente Virtual presta sus servicios por hora, por proyectos, por picos de actividad, algún reemplazo que necesites o por algunas temporadas, ajustándose siempre a la necesidad del Cliente, por lo tanto sólo pagas por el tiempo real laborado y estás ahorrando dinero en el pago de un sueldo fijo de tiempo completo. Ahora bien, Cuando estás iniciando tu negocio necesitas minimizar gastos, y contratando un Asistente Virtual ahorras también en seguridad social, vacaciones, pensión, indemnizaciones y demás.

etiqueta blanca chatterpal


Un Asistente Virtual es un Emprendedor Profesional, que presta sus servicios a distancia de manera organizada y estructurada, por lo general desde su oficina en casa totalmente equipada. Básicamente, se dedica a ayudar a Empresarios, profesionales independientes y propietarios de Pymes a cumplir sus Objetivos Laborales, dando Soporte o Asistencia Virtual en diferentes áreas.
Inicio la lista de los afectados por el “síndrome del trabajador quemado”, jajaja. Me identifico con varios de los punto que mencionas en el post, esto me hace pensar si realmente necesito un asistente personal. No te lo pregunto porque sé lo que me vas a decir, un sí rotundo. La cuestión que planteo, y a ver qué piensas tú, es cuál es el momento último para decir de verdad “sí, necesito un asistente virtual”: ¿desde que arrancas el negocio? ¿cuando ya tienes clientes y/o ingresos? ¿Cuándo la burocracia, emails y cuentas te sobrepasan? He ahí mi super duda, compi 😉
"¡Hola! ¿En qué te puedo ayudar?", esa es una de las preguntas con que muchos nos hemos encontrado al ingresar al sitio de nuestro banco, de una compañía de telefonía móvil, de la tienda donde compramos frecuentemente o en alguno de los blogs que leemos a diario. Incluso, en ciertas cuentas de redes sociales ya es posible acceder a asistencia online, a través de los chatbots.
Hay diferentes formas de abordarlo, hay quién prefiere contar con un asistente desde el principio de su proyecto para poder focalizarse en aquello que realmente se le da bien. Por ejemplo, si no tiene ni pajolera idea de como se monta una web, será imprescindible que delegues esta tarea en un profesional y que tú te dediques a aportar valor en otros campos. Esto que con cuestiones técnicas puede parecer muy claro, cuando hablamos de tareas de otro tipo no lo tenemos tan claro, puede que sean tareas sencillas que tú puedes hacer perfectamente, pero tenemos que valorar el coste de oportunidad que implica estar nosotros gastando tiempo en esas tareas cuando podríamos estar haciendo otras que solo podemos hacer nosotros y que son las que realmente aportan valor a nuestros clientes.

Por otro lado, tampoco es mala opción la de conocer a fondo tu proyecto, haber empezado por abordar tú misma todas las tareas pero con un fin de conocimiento profundo del negocio y sabiendo que a la larga, es mucho mejor que no hagas tú todas esas tareas sino que, una vez más, te centres en generar el valor que tú y solo tú puedes aportarle a tu público.


Lamentablemente la realidad era otra, la mayoría de las personas con las que me relacionaba me comentaban que desconocían el término Asistente Virtual y algunas aseguraban hasta confundirse con SIRI (La asistente inteligente de Apple) y aunque este comentario me causaba algo de gracia, no me asombraba para nada,  porque el término Virtual Assistant al ser traducido al español se lo relaciona con estas aplicaciones, sin embargo el término en inglés tiene un significado desemejante y está asociado a la industria de Asistencia Virtual.
¿Pero cómo debe ser un asistente virtual? Hay varias características a tener en cuenta. La principal es que tiene que actuar con profesionalismo extremo y saber reaccionar adecuadamente, incluso frente a las duras críticas o molestias de los clientes. Además, como aconseja el sitio del European Virtual Assistant, si necesitas contratar a alguien con una especialidad específica, hazlo, quizás la multiplicidad de conocimientos no sea lo más adecuado para las necesidades de tu negocio.
Cada vez más propietarios de negocios están contratando asistentes virtuales para ahorrar tiempo y dinero. Un asistente virtual puede manejar la comercialización administrativo, de oficina, o de las tareas de comunicación social para su negocio. A diferencia de los asistentes tradicionales, auxiliares de oficina virtual trabajar desde una oficina remota y utilizar sus propios equipos y software. Son perfectos para el manejo de los proyectos de periódicos o de temporada que usted pueda tener. La contratación de un contratista independiente es una gran opción para los propietarios de pequeñas empresas y profesionales independientes que buscan el apoyo administrativo, pero no quieren pasar por los rigores de la contratación de un empleado a tiempo completo. Con un asistente virtual, usted puede ahorrar un montón de gastos tales como impuestos sobre la nómina y los seguros de salud. Además, usted ya no tiene para comprar suministros de oficina. Si usted contrata a un asistente, tendrá un socio con quien podrá delegar aquellas tareas que le quitan su valioso tiempo. Desde el asistente trabaja en una oficina en el hogar, un tiempo precioso que no se pierde en asuntos personales y descansos obligatorios. Él o ella trabaja para usted y se ha comprometido a usted y su negocio. Un buen asistente está al día con las tendencias actuales en la tecnología y puede ayudar a aumentar la productividad y desarrollar nuevas estrategias de marketing. Un contratista independiente puede trabajar después de las horas y los fines de semana. Las estadísticas muestran que el costo de proveer beneficios a los empleados ha aumentado en un 22 por ciento Ion de los últimos siete años. Si usted contrata a los asistentes virtuales, usted no tiene que preocuparse de las prestaciones. Además, los asistentes de oficina virtual trabajan solos, lo que reduce el riesgo de acceso no autorizado a archivos de computadora. Los asistentes virtuales son profesionales altamente calificados que puedan enviar la información solicitada a los clientes, manejar la facturación y la contabilidad, y organizar reuniones. Un asistente de la oficina virtual en general, establece la tarifa basada en la complejidad de la obra y el tiempo de respuesta. Algunos asistentes se especializan en la investigación de mercados, desarrollo de sitios web, servicios financieros y cuidado de la salud. Sus honorarios son generalmente más altos. Hay muchas ventajas en la contratación de un asistente virtual. Busque un contratista independiente que es capaz de trabajar como parte de un equipo y tiene buenas habilidades de organización. Si ejecuta un negocio en línea de búsqueda, por uno que se especializa en la optimización de motores de búsqueda y comercio electrónico. Asegúrese de que la persona que contrate tenga una computadora confiable teléfono con correo de voz o contestador automático, el software antivirus, software de negocios y conexión a Internet. Considere contratar a un asistente virtual a modo de prueba para ver si funciona para ti. Los asistentes virtuales pueden ahorrarle tiempo y dinero. Una VA experto puede ayudarle con el marketing web, la creación de vínculo de retroceso, y la promoción de los medios de comunicación social. Asegúrese de elegir una que esté familiarizado con la optimización de motores de búsqueda. asistente virtual
Los buscadores convencionales implantados  en las páginas web corporativas han demostrado sus limitaciones para brindar con exactitud y rapidez la información que demanda el usuario. Al mismo tiempo, la posibilidad de interactuar de forma natural con el cliente a través de Internet para ofrecerle un servicio cercano y eficiente se ha convertido en el gran valor diferencial de las relaciones empresariales.
En una empresa existen distintos tipos de proyectos. Aquellos que puedes delegar en otras personas con formación y aquellos que solo tú puedes y quieres gestionar. Al delegar aspectos de administración en un asistente virtual, ganas tiempo para concentrarte en tus proyectos, evitando el riesgo de la atención dispersa que se produce cuando te sientes desbordado por una amplia lista de tareas pendientes.
En el caso de las empresas nuevas, los asistentes virtuales son –o deberían ser – uno de los primeros servicios a considerar, ya que en este punto nuestra empresa no tiene la suficiente estructura (o probablemente fondos) como para contratar a alguien de tiempo completo, o simplemente no hay suficientes tareas para delegar a alguien que contratemos por 8 horas.

chatterpal
×