Hoy en día gracias a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), podemos realizar nuestro trabajo desde cualquier parte donde nos encontremos, lo único que se necesita en la mayoría de los casos es una Computadora, conexión a internet y un teléfono, haciendo posible que delegues aquellas tareas que te quitan tiempo y hacer seguimiento sin necesidad de estar todo el tiempo presente.
Aprendizaje automático continuado: El aprendizaje progresivo a partir de la experiencia y fruto de las interacciones con los usuarios es una de las grandes fortalezas de los asistentes virtuales semánticos, que pueden incrementar con el tiempo su catálogo de respuestas. La inteligencia artificial de esta tecnología destinada a la fidelización del cliente tiene una gran utilidad en e-commerce.

Para la mayoría, delegar con eficacia requiere algo de tiempo y esfuerzo. Generalmente es recomendable pasar algo de tiempo entrenando a tu asistente virtual, así como gestionando su lista de tareas. Al principio puede parecer incongruente invertir tiempo explicando tareas que posiblemente para ti sean obvias y que suponen una carga de trabajo mayor que simplemente hacerlas tú directamente, pero este esfuerzo te generará un gran valor a medio-largo plazo ya que el mejor conocimiento de tu negocio por parte de tu asistente te aportará grandes beneficios en un futuro inmediato y hará que su productividad aumente y por lo tanto la tuya también se multiplique.


Un Asistente Virtual es un Emprendedor Profesional, que presta sus servicios a distancia de manera organizada y estructurada, por lo general desde su oficina en casa totalmente equipada. Básicamente, se dedica a ayudar a Empresarios, profesionales independientes y propietarios de Pymes a cumplir sus Objetivos Laborales, dando Soporte o Asistencia Virtual en diferentes áreas.

conexión de chatterpal
×