Tras un par de días de bastante agobio en el blog donde leíamos que era muy posible que te sintieras atrapado por tu proyecto online y en el que también vimos la posibilidad de que un año más tuvieses que renunciar a tus vacaciones por culpa de tu negocio, hoy liberamos un poco de tensión y te traemos una solución que te puede ayudar mucho. Dedicándome a lo que me dedico es casi obvio, hoy te hablaré de los beneficios de un asistente virtual.

inicia chatterpal
4. Gracias a la colaboración con un asistente virtual también puedes recibir formación para la gestión de tareas administrativas, marketing y tecnología. Es decir, gracias a esta colaboración continua, vas a adquirir conocimientos específicos, vas a ganar experiencia práctica y vas a aprender habilidades que ahora desconoces. El asistente virtual se convierte en un mentor de conocimiento para ti gracias a su ejemplo.
Muchas veces trabajar con una plataforma digital también deja a la vista el desempeño de los asistentes virtuales, cuáles son las tareas que ya completó, en cuáles está trabajando, puedes comentar o hacer correcciones en tiempo real, etc. Por ejemplo, en nuestra plataforma de envíos de Zenkiu las tareas de tus colaboradores quedarán registradas y puedes supervisar para mejorar el trabajo en equipo, en la plataforma de envíos tus asistentes también podrán pedir opiniones de los correos antes de enviarlos para que garanticen los mejores resultados.
¿Pero cómo debe ser un asistente virtual? Hay varias características a tener en cuenta. La principal es que tiene que actuar con profesionalismo extremo y saber reaccionar adecuadamente, incluso frente a las duras críticas o molestias de los clientes. Además, como aconseja el sitio del European Virtual Assistant, si necesitas contratar a alguien con una especialidad específica, hazlo, quizás la multiplicidad de conocimientos no sea lo más adecuado para las necesidades de tu negocio.

Veamos un ejemplo. Si tú consideras que puedes delegar 2 horas de trabajo diario a un asistente virtual por un coste de 18€/h, gastarás 36€ al día para delegar trabajo. Si tu tarifa por hora es de 40€, estas dos horas de trabajo a ti te costarían 80€, pero al delegarlas en un asistente virtual te estás ahorrando 44€ al día, que a la semana suponen 220€ y al mes 880€, es decir más de 10.500€ al año.


En el caso de las empresas nuevas, los asistentes virtuales son –o deberían ser – uno de los primeros servicios a considerar, ya que en este punto nuestra empresa no tiene la suficiente estructura (o probablemente fondos) como para contratar a alguien de tiempo completo, o simplemente no hay suficientes tareas para delegar a alguien que contratemos por 8 horas.

revisión de chatterpal
×