Alfredo es el COO y co-fundador de Uassist.me, una empresa dedicada a proveer servicios remotamente, como asistente ejecutivo, dirigir el social media, mercadeo online, entre otras cosas. En el 2010 Alfredo fue reconocido por la revista Inc. en “The power 30 under 30”, un reconocimiento a jóvenes exitosos, y también es profesor en la Universidad de Economía y Negocios en el Salvador.

Cuando cuentas con un asistente virtual que te ayude a atender los clientes que llegan por distintos campos de la web, tienes más chance de organizar tu tiempo y dedicárselo a quien vale la pena. Además los asistentes virtuales pueden organizar y llevar un seguimiento de tu agenda para que no te pierdas de ninguna reunión o evento. Puede asignar citas o cambiar las fechas de tus compromisos.


La idea de tener asistencia es para ayudarnos a tener más tiempo libre, quitarnos de encima las tareas repetitivas que nos quitantiempo. Tiempo que podríamos dedicar a otras áreas de la empresa, o a nuestra familia. Entonces, el primer paso será anotar todas las tareas que hacemos durante el día que no generan ninguna venta para la empresa, y que sin embargo nos deja largas horas sentado en el escritorio.

Hemos hablado en varias oportunidades de los beneficios de contratar un Asistente Virtual (VA por sus siglas en inglés). Para una empresa mediana o una pequeña, tener un VA lo ayudará a atender esas tareas que son necesarias dentro de toda empresa, pero que le quitan tiempo valioso a los emprendedores. Llevar las cuentas de la empresa, manejar las redes sociales, […]

precio chatterpal


En una empresa existen distintos tipos de proyectos. Aquellos que puedes delegar en otras personas con formación y aquellos que solo tú puedes y quieres gestionar. Al delegar aspectos de administración en un asistente virtual, ganas tiempo para concentrarte en tus proyectos, evitando el riesgo de la atención dispersa que se produce cuando te sientes desbordado por una amplia lista de tareas pendientes.

Inicio la lista de los afectados por el “síndrome del trabajador quemado”, jajaja. Me identifico con varios de los punto que mencionas en el post, esto me hace pensar si realmente necesito un asistente personal. No te lo pregunto porque sé lo que me vas a decir, un sí rotundo. La cuestión que planteo, y a ver qué piensas tú, es cuál es el momento último para decir de verdad “sí, necesito un asistente virtual”: ¿desde que arrancas el negocio? ¿cuando ya tienes clientes y/o ingresos? ¿Cuándo la burocracia, emails y cuentas te sobrepasan? He ahí mi super duda, compi 😉
En el caso de las empresas nuevas, los asistentes virtuales son –o deberían ser – uno de los primeros servicios a considerar, ya que en este punto nuestra empresa no tiene la suficiente estructura (o probablemente fondos) como para contratar a alguien de tiempo completo, o simplemente no hay suficientes tareas para delegar a alguien que contratemos por 8 horas.

chatterpal
×