El Poder de la Mente si funciona, te ofrecemos programas para la prosperidad, salud y rejuvenecimiento. Son Programas en programaciones en audio mp3 que te darán las técnicas de antiguos templos místicos en unión con los conocimientos científicos. Ingresa a este enlace Poder de la Mente para los detalles de como obtenerlo. Si deseas triunfar en menor tiempo.


Hemos hablado en varias oportunidades de los beneficios de contratar un Asistente Virtual (VA por sus siglas en inglés). Para una empresa mediana o una pequeña, tener un VA lo ayudará a atender esas tareas que son necesarias dentro de toda empresa, pero que le quitan tiempo valioso a los emprendedores. Llevar las cuentas de la empresa, manejar las redes sociales, […]

agencia de chatterpal

Cuando la empresa decide contratar a personas que ejerzan el papel de asistente virtual, estas personas se olvidarán de realizar aquellas actividades o tareas que no podía o en algunos casos no quería ejecutar y de esta manera la persona contratada para dicho rol descansará de cierta manera ya que el trabajo lo realizará desde casa, o podrá desempeñarlo paralelamente a otro trabajo.

Inicio la lista de los afectados por el “síndrome del trabajador quemado”, jajaja. Me identifico con varios de los punto que mencionas en el post, esto me hace pensar si realmente necesito un asistente personal. No te lo pregunto porque sé lo que me vas a decir, un sí rotundo. La cuestión que planteo, y a ver qué piensas tú, es cuál es el momento último para decir de verdad “sí, necesito un asistente virtual”: ¿desde que arrancas el negocio? ¿cuando ya tienes clientes y/o ingresos? ¿Cuándo la burocracia, emails y cuentas te sobrepasan? He ahí mi super duda, compi 😉
Si bien es cierto que EEUU nos lleva una gran ventaja en el tema, día a día me encuentro con nuevos profesionales de Latinoamérica y Europa que están apostando por esta profesión,  capacitándose como Asistentes Virtuales y  participando activamente en asociaciones como IVAA (International Virtual Assistant) donde empresarios y  emprendedores de todas partes del mundo acuden para contratar un Asistente Virtual.
Veamos un ejemplo. Si tú consideras que puedes delegar 2 horas de trabajo diario a un asistente virtual por un coste de 18€/h, gastarás 36€ al día para delegar trabajo. Si tu tarifa por hora es de 40€, estas dos horas de trabajo a ti te costarían 80€, pero al delegarlas en un asistente virtual te estás ahorrando 44€ al día, que a la semana suponen 220€ y al mes 880€, es decir más de 10.500€ al año.

Actualizaciones de Chatterpal
Hay diferentes formas de abordarlo, hay quién prefiere contar con un asistente desde el principio de su proyecto para poder focalizarse en aquello que realmente se le da bien. Por ejemplo, si no tiene ni pajolera idea de como se monta una web, será imprescindible que delegues esta tarea en un profesional y que tú te dediques a aportar valor en otros campos. Esto que con cuestiones técnicas puede parecer muy claro, cuando hablamos de tareas de otro tipo no lo tenemos tan claro, puede que sean tareas sencillas que tú puedes hacer perfectamente, pero tenemos que valorar el coste de oportunidad que implica estar nosotros gastando tiempo en esas tareas cuando podríamos estar haciendo otras que solo podemos hacer nosotros y que son las que realmente aportan valor a nuestros clientes.
Para la mayoría, delegar con eficacia requiere algo de tiempo y esfuerzo. Generalmente es recomendable pasar algo de tiempo entrenando a tu asistente virtual, así como gestionando su lista de tareas. Al principio puede parecer incongruente invertir tiempo explicando tareas que posiblemente para ti sean obvias y que suponen una carga de trabajo mayor que simplemente hacerlas tú directamente, pero este esfuerzo te generará un gran valor a medio-largo plazo ya que el mejor conocimiento de tu negocio por parte de tu asistente te aportará grandes beneficios en un futuro inmediato y hará que su productividad aumente y por lo tanto la tuya también se multiplique.
Si te decides por esta última opción, creo que la señal inequívoca de que deberías dar el paso a contratar a un asistente es cuando empiezas a ver que te has convertido en un cuello de botella para tu negocio, cuando las cosas empiezan a retrasarse por tu culpa y ves que estás cada vez más cerca de morir de éxito, cuando empiezas a sentirte esclavo de tu propio negocio. Este sería el punto de no retorno en el que deberías tener clara tu decisión, porque si lo traspasas y sigues abordándolo tu sola, la calidad de lo que aportas empezará a disminuir y eso afectará a la satisfacción de tus clientes, cosa que estoy seguro que nadie quiere.
Exceptuando a las redes sociales, las vías más usuales de comunicación con una empresa son los correos electrónicos y los números telefónicos, pero no necesariamente brindan una respuesta rápida y expedita. En cambio, un asistente virtual tiene la capacidad de entregar atención instantánea, lo cual es altamente valorado por el cliente nuevo y por el antiguo.
Si bien es cierto que EEUU nos lleva una gran ventaja en el tema, día a día me encuentro con nuevos profesionales de Latinoamérica y Europa que están apostando por esta profesión,  capacitándose como Asistentes Virtuales y  participando activamente en asociaciones como IVAA (International Virtual Assistant) donde empresarios y  emprendedores de todas partes del mundo acuden para contratar un Asistente Virtual.
Si te decides por esta última opción, creo que la señal inequívoca de que deberías dar el paso a contratar a un asistente es cuando empiezas a ver que te has convertido en un cuello de botella para tu negocio, cuando las cosas empiezan a retrasarse por tu culpa y ves que estás cada vez más cerca de morir de éxito, cuando empiezas a sentirte esclavo de tu propio negocio. Este sería el punto de no retorno en el que deberías tener clara tu decisión, porque si lo traspasas y sigues abordándolo tu sola, la calidad de lo que aportas empezará a disminuir y eso afectará a la satisfacción de tus clientes, cosa que estoy seguro que nadie quiere.

En el caso de las empresas nuevas, los asistentes virtuales son –o deberían ser – uno de los primeros servicios a considerar, ya que en este punto nuestra empresa no tiene la suficiente estructura (o probablemente fondos) como para contratar a alguien de tiempo completo, o simplemente no hay suficientes tareas para delegar a alguien que contratemos por 8 horas.

chatterpal
×