Para la mayoría, delegar con eficacia requiere algo de tiempo y esfuerzo. Generalmente es recomendable pasar algo de tiempo entrenando a tu asistente virtual, así como gestionando su lista de tareas. Al principio puede parecer incongruente invertir tiempo explicando tareas que posiblemente para ti sean obvias y que suponen una carga de trabajo mayor que simplemente hacerlas tú directamente, pero este esfuerzo te generará un gran valor a medio-largo plazo ya que el mejor conocimiento de tu negocio por parte de tu asistente te aportará grandes beneficios en un futuro inmediato y hará que su productividad aumente y por lo tanto la tuya también se multiplique.
Un Asistente Virtual es un Emprendedor Profesional, que presta sus servicios a distancia de manera organizada y estructurada, por lo general desde su oficina en casa totalmente equipada. Básicamente, se dedica a ayudar a Empresarios, profesionales independientes y propietarios de Pymes a cumplir sus Objetivos Laborales, dando Soporte o Asistencia Virtual en diferentes áreas.

Para la mayoría, delegar con eficacia requiere algo de tiempo y esfuerzo. Generalmente es recomendable pasar algo de tiempo entrenando a tu asistente virtual, así como gestionando su lista de tareas. Al principio puede parecer incongruente invertir tiempo explicando tareas que posiblemente para ti sean obvias y que suponen una carga de trabajo mayor que simplemente hacerlas tú directamente, pero este esfuerzo te generará un gran valor a medio-largo plazo ya que el mejor conocimiento de tu negocio por parte de tu asistente te aportará grandes beneficios en un futuro inmediato y hará que su productividad aumente y por lo tanto la tuya también se multiplique.
Hay diferentes formas de abordarlo, hay quién prefiere contar con un asistente desde el principio de su proyecto para poder focalizarse en aquello que realmente se le da bien. Por ejemplo, si no tiene ni pajolera idea de como se monta una web, será imprescindible que delegues esta tarea en un profesional y que tú te dediques a aportar valor en otros campos. Esto que con cuestiones técnicas puede parecer muy claro, cuando hablamos de tareas de otro tipo no lo tenemos tan claro, puede que sean tareas sencillas que tú puedes hacer perfectamente, pero tenemos que valorar el coste de oportunidad que implica estar nosotros gastando tiempo en esas tareas cuando podríamos estar haciendo otras que solo podemos hacer nosotros y que son las que realmente aportan valor a nuestros clientes.
4. Gracias a la colaboración con un asistente virtual también puedes recibir formación para la gestión de tareas administrativas, marketing y tecnología. Es decir, gracias a esta colaboración continua, vas a adquirir conocimientos específicos, vas a ganar experiencia práctica y vas a aprender habilidades que ahora desconoces. El asistente virtual se convierte en un mentor de conocimiento para ti gracias a su ejemplo.

chatterpal jv
×