Veamos un ejemplo. Si tú consideras que puedes delegar 2 horas de trabajo diario a un asistente virtual por un coste de 18€/h, gastarás 36€ al día para delegar trabajo. Si tu tarifa por hora es de 40€, estas dos horas de trabajo a ti te costarían 80€, pero al delegarlas en un asistente virtual te estás ahorrando 44€ al día, que a la semana suponen 220€ y al mes 880€, es decir más de 10.500€ al año.
3.Cuentas con un equipo flexible, al que utilizas según tus necesidades: Según un estudio de la multinacional norteamericana CISCO, un 69% de los trabajadores virtuales entrevistados afirman ser más productivos a distancia; y esto se debe a que al ser la comunicación virtual, se reducen considerablemente las longevas e interminables reuniones de trabajo, lo que mantendrá a tu asistente virtual enfocado en lo que realmente te importa: SU TRABAJO.
Hay diferentes formas de abordarlo, hay quién prefiere contar con un asistente desde el principio de su proyecto para poder focalizarse en aquello que realmente se le da bien. Por ejemplo, si no tiene ni pajolera idea de como se monta una web, será imprescindible que delegues esta tarea en un profesional y que tú te dediques a aportar valor en otros campos. Esto que con cuestiones técnicas puede parecer muy claro, cuando hablamos de tareas de otro tipo no lo tenemos tan claro, puede que sean tareas sencillas que tú puedes hacer perfectamente, pero tenemos que valorar el coste de oportunidad que implica estar nosotros gastando tiempo en esas tareas cuando podríamos estar haciendo otras que solo podemos hacer nosotros y que son las que realmente aportan valor a nuestros clientes.
2. Mejora la satisfacción del cliente online: Disponible 24 horas al día los 365 días del año, el principal ámbito de aplicación de estos asistentes es el de la atención al cliente, desde la recomendación de servicios y contenidos a la gestión de incidencias, así como el asesoramiento durante el proceso de compra en canales de venta online. Dotados de voz y con forma de avatares humanos, la configuración semántica refuerza su capacidad de emular una conversación, por lo que incrementa la satisfacción general del cliente. Su elevado potencial para generar experiencias positivas durante la navegación a través de la recomendación de contenidos ha captado la atención de las marcas que pretenden acercarse al consumidor desde un servicio más personalizado.

Si bien es cierto que EEUU nos lleva una gran ventaja en el tema, día a día me encuentro con nuevos profesionales de Latinoamérica y Europa que están apostando por esta profesión,  capacitándose como Asistentes Virtuales y  participando activamente en asociaciones como IVAA (International Virtual Assistant) donde empresarios y  emprendedores de todas partes del mundo acuden para contratar un Asistente Virtual.

soporte de chatterpal
Cuando cuentas con un asistente virtual que te ayude a atender los clientes que llegan por distintos campos de la web, tienes más chance de organizar tu tiempo y dedicárselo a quien vale la pena. Además los asistentes virtuales pueden organizar y llevar un seguimiento de tu agenda para que no te pierdas de ninguna reunión o evento. Puede asignar citas o cambiar las fechas de tus compromisos.

código de reducción de chatterpal
En el caso de las empresas nuevas, los asistentes virtuales son –o deberían ser – uno de los primeros servicios a considerar, ya que en este punto nuestra empresa no tiene la suficiente estructura (o probablemente fondos) como para contratar a alguien de tiempo completo, o simplemente no hay suficientes tareas para delegar a alguien que contratemos por 8 horas.

chatterpal
×