Veamos un ejemplo. Si tú consideras que puedes delegar 2 horas de trabajo diario a un asistente virtual por un coste de 18€/h, gastarás 36€ al día para delegar trabajo. Si tu tarifa por hora es de 40€, estas dos horas de trabajo a ti te costarían 80€, pero al delegarlas en un asistente virtual te estás ahorrando 44€ al día, que a la semana suponen 220€ y al mes 880€, es decir más de 10.500€ al año.
3.Cuentas con un equipo flexible, al que utilizas según tus necesidades: Según un estudio de la multinacional norteamericana CISCO, un 69% de los trabajadores virtuales entrevistados afirman ser más productivos a distancia; y esto se debe a que al ser la comunicación virtual, se reducen considerablemente las longevas e interminables reuniones de trabajo, lo que mantendrá a tu asistente virtual enfocado en lo que realmente te importa: SU TRABAJO.
Si bien es cierto que EEUU nos lleva una gran ventaja en el tema, día a día me encuentro con nuevos profesionales de Latinoamérica y Europa que están apostando por esta profesión,  capacitándose como Asistentes Virtuales y  participando activamente en asociaciones como IVAA (International Virtual Assistant) donde empresarios y  emprendedores de todas partes del mundo acuden para contratar un Asistente Virtual.

reducción de chatterpal
4. Gracias a la colaboración con un asistente virtual también puedes recibir formación para la gestión de tareas administrativas, marketing y tecnología. Es decir, gracias a esta colaboración continua, vas a adquirir conocimientos específicos, vas a ganar experiencia práctica y vas a aprender habilidades que ahora desconoces. El asistente virtual se convierte en un mentor de conocimiento para ti gracias a su ejemplo.

chatterpal jv
×