Actualmente un asistente virtual se le reconoce por cumplir con responsabilidades en una empresa siendo un empleado externo, algo así como un freelancer. Muchas veces son confundidos por asistentes personales, pero en realidad solo se ocupan de esa área en específico. Tienen una gran ventaja que es ofrecer sus servicios a distancia, ya que todo su trabajo se desarrolla en diversas plataformas en internet.
3. El trabajo a distancia te permite estar en comunicación permanente con el asistente virtual allí donde estés. Es decir, se reducen las barreras de la ubicación geográfica dando importancia a lo verdaderamente determinante: el trabajo por objetivos. Si realizas un viaje de negocios a un destino nacional o extranjero, podrás continuar con esta colaboración. Una solución a medida de una sociedad global.
En el caso de las empresas nuevas, los asistentes virtuales son –o deberían ser – uno de los primeros servicios a considerar, ya que en este punto nuestra empresa no tiene la suficiente estructura (o probablemente fondos) como para contratar a alguien de tiempo completo, o simplemente no hay suficientes tareas para delegar a alguien que contratemos por 8 horas.

revisión de chatterpal
×